viernes, 30 de mayo de 2014

Capítulo 57. ELISA: ¿Aún puedes quererme?


Oxford resultó menos interesante de lo que había imaginado. Un turismo escandaloso inundaba las calles excesivamente coloridas, como la cara de un parloteante payaso. A media mañana me detuve sobre un pequeño puente de piedra en el que se amarraban algunas barcas pintadas de colores. Andrés había refinado hasta tal punto su personaje que resultaba excesivamente educado conmigo, y eso me irritaba y me obligaba a comportarme de la misma manera.
Llevaba un buen rato con ganas de pelea y entonces me di cuenta de que ansiaba un beso, ansiaba esa necesidad suya de tocarme, ansiaba sentirme deseada, de una manera egoísta, como lo es siempre el deseo. Pero ahora él parecía más sosegado que antes, ya no transmitía esa premura por poseerme y eso me enfadaba.
¿Acaso ya no le resultaba atractiva? le pregunté.
—Claro que me pareces atractiva —contestó riendo —¿A qué viene eso?
Resistí las ganas de contestar la primera tontería que estaba pasando por mi cabeza, como el hecho de que no hubiera tratado de tocarme en toda la mañana.
—No sé. Te veo distante —dije fingiendo que le quitaba importancia.
El no añadió nada. Se limitó a observar el balanceo de las barcas durante unos minutos. Yo sentía que mi enfado crecía, aunque intentaba controlarlo.
—Bueno, pues esto es Oxford —exclamé abriendo los brazos teatralmente—. Tampoco era para tanto ¿no?
—Hemos recorrido las zonas más comerciales. Deberíamos de callejear un poco.
—Te advierto de que mi fe en el interés de esta ciudad, se tambalea. Y tengo un hambre de lobo.
—Bien —sonrió—, entonces ahora viene la sorpresa —. Descolgó su mochila para apoyarla en el suelo.
—Picnic —dijo sin más.
Vi la bolsa de plástico, la mantita cuidadosamente doblada, una botella de bebida y algo colorido que prometía ser dulce.
—¿Picnic?
—¿Te apetece?
Miré el sol deslumbrante en el cielo azul pastel y asentí. Andrés estaba radiante.
—He comprado unos sándwiches deliciosos y he preparado otros que prometen serlo. Además hay tarta de zanahoria casera —añadió.
—¿Tarta de zanahoria casera? ¿La has hecho tú? ¿Desde cuando sabes cocinar?
Andrés se ruborizó ligeramente.
—No, no la he hecho yo. Severine la hizo para este día.
—¿Severine? ¿La francesita que te persigue? —contesté con acritud—No voy a comerme una tarta de Severine —dije dejándome vencer por mi propia estupidez.
—¿Hablas en serio? —rió Andrés—Estás de coña ¿no?
—Claro —rectifiqué rápidamente—, pero no me negarás que te persigue como un perro hambriento. Pude ver su expresión ayer cuando te encontró. Y a mí me analizó sin perder detalle.
—Cómo sois las tías.
—¿Cómo somos las tías? —dije ligeramente irritada.
—Intrigantes, conspiradoras, retorcidas —contestó arqueando los dedos de las manos como una rapaz.
—Tonterías. No somos tan distintas a vosotros.
—Como tú quieras.
—No me des la razón como a los tontos.
—Pues deja de hablar como si lo fueras, Elisa —añadió echando a andar.
—¡Eh! —le grité yo—pero no se detuvo.
Corrí tras él y le agarré de la camisa. Se giró sorprendido. Le besé. Fue un beso largo, furioso, vengativo, ausente de amor.
Andrés me separó.
—¿Qué haces?
—Te he besado. Está claro ¿no? —contesté sedienta de pelea.
—¿Me has besado por Severine? ¿Me has besado porque necesitas que alguien te deseé? ¿o porque ahora ya te da igual si soy tío o tía?
Le pegué un empujón.
—Eres un idiota.
Nos quedamos frente a frente jadeando los dos.Yo de rabia, 
él de impotencia frente a mis desvaríos.
—¿Por qué me has invitado a salir contigo?
—Me gusta estar contigo y quería que salieras de Londres. Llevas un trimestre lamentándote de haber venido aquí a estudiar.
—¿Y yo era tu buena obra del mes?
—Pareces tonta, en serio, Eli. No sigamos con esta conversación, ¿de acuerdo?
—No. No voy a dejar de hablar porque a ti no te apetezca.
—Pues háblale a las piedras —contestó dirigiéndose hacia una explanada de hierba al otro lado del puente.
Le seguí, hirviendo de ira. Sentía cómo mi cabeza comenzaba a maquinar la manera de tenerlo rendido a mis pies de nuevo y no quería pararlo. Había sido mi novio. Yo aún tenía derecho a sentirme dolida, me repetí sin convicción.
Dejó caer la mochila junto al tronco de un árbol y se giró hacia mí con las manos en las inglés, como un adolescente sacado de una película americana.
—¿Por qué finges que estás celosa? —me preguntó sin titubeos. Sus ojos se clavaban en mí con su maldita honestidad.
—No finjo nada.
—Ya. ¿Y qué ha pasado con Chiara? ¿Se acabó todo? ¿Ya no eres lesbiana?
—Nunca he sido lesbiana —contesté.
—Claro, eso lo explica todo —dijo amargo.
—Me enamoré de ella. No de todas las tías del mundo.
—Hablas en pasado.
—Ya no estoy con ella.
—Eso no contesta a mi pregunta.
—No soy lesbiana.
—¿Sigues enamorada de ella?
Me dejé caer en el suelo con hastío. Abrí los brazos mientras sentía la humedad de la hierba a través de mi camisa.
—Estoy harta de todo —susurré.
—No sabes la pena que me das —murmuró sacando la manta de la mochila —. Venga, ponte la manta debajo o te mancharás la camisa.
Las nubes se deslizaban sobre mi cabeza.
—Sí, mamaíta —me burlé.
—Vete a la mierda, Elisa —la manta cayó sobre mi cara.
Su gesto me sobresaltó. Andrés nunca habría hecho eso. Al menos no el Andrés que yo había conocido. No podía aceptar que el chico dolorosamente vulnerable que había sido, de pronto necesitara ser tratado con la educación y distancia de un huésped, y yo sentía una maldad nueva y abierta frente a esto.
Aparté la manta de mi cara con furia. Podía haberlo dejado pasar, haberme reído de nuestra estúpida pelea, pero estaba demasiado sorprendida por esta nueva faceta suya.
—Creía que eras un caballero —le reproché sabiendo lo ridículo que debía de estar sonando mi frágil argumento después de haberme comportado como una bruja.
 Andrés se apoyaba contra el tronco del árbol, con las piernas dobladas y los brazos apoyados en las rodillas. Había pena y confusión en la forma que tenía de tocarse los dedos y yo  sentí que estaba siendo una completa idiota.
—Perdona —dije extendiendo la manta cerca de nosotros.
—Está bien. No pasa nada.
Intentó sonreírme, con ese aspecto peculiar que ahora tenía y en el que ni siquiera había reparado. Su camisa de rayitas y sus vaqueros gastados.
—Eh, molan tus vaqueros. —comenté.
—Gracias mamaíta —bromeó.
Intenté reír, pero no pude. Su tristeza era contagiosa como la varicela.
—Joder, lo siento. De verdad —rogué sentándome a su lado—. Estoy desquiciada, sí. Me estoy convirtiendo en una persona insoportable.
—Supongo que es por Chiara —murmuró él —¿Por qué ya no tenéis contacto? —preguntó si dejar de mirarse las manos. Sostenía un fino tallo de hierba.
—Se acabó. Eso es todo.
—¿Por qué?
Dudé sobre lo honesta que debía ser mi contestación.
—Se acostó con otra.
—Ajá —asintió lentamente.
—Bueno. Supongo que fue lo mejor. Ella tenía que volver a Roma y yo no hubiera podido sostener una relación a distancia.
—¿Te puedo preguntar algo? —dijo sin mirarme.
El tono de su voz se había ido impregnado de un triste abandono.
—Sí.
—¿Lo hiciste… con ella?
Un torbellino de imágenes golpearon mi memoria. Andrés nunca me había inspirado la urgencia o la estimulante ansiedad que, combinada con el deseo podían dar lugar al amor. Chiara había hecho estallar en mí ambas cosas. Recordé sus manos sobre mis pechos, el sonido de su respiración al llegar al orgasmo, el calor de su aliento en mi pubis. Sus ojos penetrándome, sus brazos suaves rodeándome por la espalda. Mis dedos entrelazados con los suyos como las piezas de un puzzle. Sentí unas tremendas ganas de llorar. Por todo lo que había perdido. Por la única oportunidad que me había dado la vida, hasta entonces, de conocer la unión total con alguien. Me tragué mi tristeza  sintiendo la tensión en la garganta. Empujé hacia dentro de mi cuerpo los recuerdos, la jodida memoria del cuerpo y contesté.
—Sí.
Andrés desechó la hierba aplastándola con los dedos.
—¿Y te fue bien? ¿te gustó?
—¿De verdad es necesario hablar de esto?
—Supongo que no —dijo rindiéndose al dolor que comenzaba  empañarle los ojos.
—Joder, Andrés. ¿De qué te sirve saber mi historia con Chiara?
—Ni idea. Es un impulso. Te he imaginado tantas veces haciendo el amor conmigo…
Le pasé un brazo por los hombros. No quería parecer solidaría, no de un modo compasivo que le hiciera sentir peor de lo que ya se estaba sintiendo. Él negó con la cabeza con un gesto que trataba de convencerme de que no era necesario que le consolara.
Le obligué a tumbarse a mi lado. Y le abracé apoyando mi cabeza sobre su pecho. Noté la rigidez en todo su cuerpo. Pasados unos minutos apoyó la mano sobre mi pelo y lo acarició lentamente. Sentí un escalofrío de placer. Aumenté la presión de mi cuerpo contra el suyo. Tenía los ojos cerrados y no quería pensar en nada. Levanté la barbilla hacia él sin abrir los ojos. Me besó con suavidad, fue un roce, algo deliciosamente ligero y sensual. Su tristeza apagaba la ansiedad que tanto me asustaba en él. Le devolví el beso y mordí ligeramente su labio inferior. La parte baja de su cuerpo se tensó. Le acaricié la cara con mi mano y la incipiente barba me raspó la piel. Me cogió de las axilas y me elevó hasta ponerme a su altura. No había nadie a nuestro alrededor, ni rastro de los turistas ni los estudiantes. El trino de los pájaros llenaba el silencio que había dejado el nuestro. Yo no estaba excitada por la idea de Andrés, sino por la del sexo.
—Dime cómo lo hizo —me susurró—enséñame —me rogó.
Llevé su mano a uno de mis pechos y dirigí el movimiento de sus dedos.
—Acaríciame —susurré—. Con suavidad, como si apenas quisieras hacerlo.
—Sí —dijo.






55 comentarios:

  1. TnT que triste, ya quiero q regrese con Chiara!

    ResponderEliminar
  2. Ufff que excitante este capítulo. Por un lado quiero que las chicas sigan juntas pero por otro me gusta mucho Andrés, me parece super tierno y está última parte me ha dejado con ganas de más!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias! Sí, Andrés está muy enamorado y Elisa muy confundida… ¿Qué pasará? ;)

      Eliminar
  3. mucha tela, os leo desde hace meses y está genial, felicidades por esta historia en la que ellas las pasan canutas y yo con ellas, según lo que leo en los comentarios tenéis un gran publico pendiente de vuestras publicaciones, yo entre ellas aunque sea la primera vez que escriba, seguid así y a las criticas no constructivas ni caso, hay gente que habla solo por que tiene boca y desprecia aquello que no podría lograr ni en sus mejores sueños.
    un beso y ánimo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Caray! ¡Muchas gracias por tus amables palabras, por tus ánimos y por la valoración de nuestro trabajo! ¡Así da gusto escribir! Un beso.
      Victoria

      Eliminar
  4. Vale valió la pena esperar un día más pero bueno siempre vale la pena esperar semana tras semana...Dios que le ocurre a Elisa que esta buscando tras estos arrebatos reprimir en lo más profundo de su ser los recuerdos de Chiara esta tratando de olvidarla con Andrés su necesidad de conseguir contacto físico va acabar mal para todos.Esta historia cada semana se pone más interesante.

    ResponderEliminar
  5. Hace como dos semanas lei en otro blog sobre esta historia y llamo mi atencion asi que me dedique a leer en los tiempos que podia y debo decir que me ha gustado la historia, me sorprendio que cuando se veia que podia salir bien todo paso a mal, pero eso le da intencidad a la historia, seguire leyendo y esperando cada actualizacion.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola. Me interesa tu comentario. ¿En qué Blog has oído hablar de nuestra novela?
      Gracias por seguirnos y por interesarte en la historia. Aún nos queda recorrido.
      Victoria

      Eliminar
    2. Yo llegué a este Blog por un post de una página, y me encanta la historia, gracias :D

      Eliminar
  6. Hace como dos semanas lei en otro blog sobre esta historia y me llamo mucho la atencion y decidi dedicar a leerla en el tiempo que tuve libre, me ha gustado mucho la historia, cuando pense que las cosas se podrian mejor, empeoro todo... Seguir leyendo y esperando actualizaciones.

    ResponderEliminar
  7. ese título me inspiró a pensar en un posible reencuentro con Chiara, pero tendremos que seguir esperando :-(
    De todos modos siempre se disfruta la lectura!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ten paciencia, que todo llegará. ¡Ya lo verás! Un beso y gracias por seguir ahí.
      Victoria

      Eliminar
  8. Oh nooooo... Elisa, te vas a arrepentir :( sufro

    ResponderEliminar
  9. Un muy buen capítulo.
    Aunque es la primera vez que no se si quiero seguir leyendo, no quiero que Elisa siga en esto con Andrés.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, la gente da bandazos cuando tiene miedo. Dale una oportunidad a Elisa. Chiara también se equivocó.
      Besos.
      Victoria

      Eliminar
    2. Lol en q se equivoco chiara!? A ver no se acosto con veronica, y ustedes ko aclararon, fue un beso ebria no hizo nada ni cuando veronica intento seducirla... de saber q iban a ponernos a sufrir q al menos hubiese echo todo con ella...asi si admito el error y ka equivocacion de chiara...

      @Ayan7

      Eliminar
  10. WTF!! Noooo, Elisa porque haces eso? Y Chiara? Qué va a pasar con Chiara cuándo se entere? Lo sabrá alguna vez? Ya se acabó sus historia para siempre? No puedo esperar a leer lo qué sigue!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. :) ¡Gracias por tu maravilloso entusiasmo! De verdad.
      Victoria

      Eliminar
  11. Hola chicas :)
    Leo la historia desde que empezó, me encanta, espero con ansias cada semana para leer un nuevo capitúlo, debo decir que engancha muchísimo y la forma de escribir de ustedes es encantadora, ya quiero que Elisa y Chiara estén juntas de nuevo, pero hasta tantono suceda igual me deleitaré leyendo esta linda historia.
    Muchos éxitos y espero tener algún día esta historia en mis manos como un libro y les prometo la leeré siempre :)
    Saludos desde Costa Rica :)
    -Ivannia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ivannia: Ojalá consigamos publicarlo antes de que acabe el año. Lo tendrás en tus manos, o al menos en libro digital. Gracias por tu amable comentario, nos das muchos ánimos.
      Un beso.
      Victoria

      Eliminar
  12. Hola les escribo desde México para felicitarlas que gran historia, no podrían por favor sacar dos capítulos por semana! Es que te quedas muy picada

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Pao: Te aseguro que si tuviera más tiempo para dedicarle a la novela tendrías los dos capítulos que pides. Qué más quisiera yo que pasarme el día escribiendo… :( Tal vez algún día pueda hacerlo. Mientras tanto intentaré alargarlos un poco más.
      Gracias por tu entusiasmo.
      besos.
      Victoria

      Eliminar
  13. Me gustó el encuentro entre Andrés y Elisa. Es algo natural el la quiere ella a su manera también, y que quiera a chiara no quita que pueda tener algo físico con Andrés, no seamos intransigentes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¿Verdad?! Aunque la pobre está hecha un lío. Besos.
      Victoria.

      Eliminar
  14. Joooo me hubiera gustado leer toda la escena final ;) ay el vicio Jajaja no en serio me ha gustado mucho el capítulo: )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias! Sí, estás escenas te piden más… :)

      Eliminar
  15. Gracias Victoria por responder a los mensajes de tus lectoras/es se te agradece por tomarte ese momento para leer nuestros comentarios...Bueno que te puedo decir que no te hayan dicho ya sobre este capítulo o los otros capítulos solo te diré " impresionante" además se keda un poco corta la palabra Gracias de nuevo de tus lectoras/es .Nada nos comeremos las uñas ,nos tiraremos de los pelos hasta esperar un nuevo capítulo con muchas ansias...Y Elisa no va a conseguir olvidar a Chiara tan fácil.

    ResponderEliminar
  16. Gracias a ti por todo lo que me dices, por tu amabilidad, por tu consideración hacia el trabajo que estamos haciendo y por apreciarlo con tanto respeto y entusiasmo. De verdad. Estos comentarios animan mucho más de lo que podéis imaginar.
    Un beso.
    Victoria

    ResponderEliminar
  17. Uhhh ¿por qué? ya quiero que vuelva Chiara. :(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un poquito de paciencia más, que ya se va acercando… :)

      Eliminar
  18. Son unas excelentes escritoras... Nunca me habia envuelto tanto una historia como ésta. Cada capítulo es mas interesante que el anterior. Enserio, GRACIAS. Un saludo desde Colombia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por tus hermosas palabras. Beso desde España.

      Eliminar
  19. La verdad es que leí sobre esta historia en Lesbicanarias y es de lo mejor que me ha pasado, sin exagerar. La trama es increíble, los personajes podrían ser cualquiera de nosotros... todo está bastante trabajado, hasta el más mínimo detalle. Espero que tengáis suerte, y a ver si se publica algún día en papel.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo vamos a sacar en digital. Trabajamos en ello. Espero que te guste tenerlo en ese formato. Gracias por animarnos a seguir con tus palabras y ¡gracias a Lesbicanarias!

      Eliminar
  20. No leo, lo he intentado pero aunque me gusten los libros siempre los dejo a medias pero con vuestra historia habéis hecho que lea y lea sin parar, me leí todos los capítulos que había publicados del tirón para ponerme al día y aquí sigo, leyéndoos cada semana y deseando que salga el siguiente! Enhorabuena!! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Pues eso ya es un piropo grandioso para nosotras! ¿Te hemos enganchado, de verdad? ¡¡Gracias!!
      Besos.

      Eliminar
  21. Me da mucha pena lo que esta pasando, aunque suene ridiculo. Me pongo en el lugar de Chiara que sentira cuando se entere de lo que esta pasando. Quiero saber que pasara, se acostara con Andres??? Quedo tan triste cuando ellas estan mal... Ahhhh amo a Elisa y Chiara.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuanto más dura es la prueba más se pone a prueba (valga la redundancia) el amor entre dos personas. Ya veremos…

      Eliminar
  22. A medida q leia el capitulo me iba cubriendo los ojos jajajaja pero es evidente lo q va a ocurrir!! Como ya habian mencionado en un capitulo anterior Chiara tambien ha tratado de bloquear esos sentimiento de intimidad y cercania con alguien y se dio cuenta q seria imposible cuando estuvo en el apartamento de Sara y Gaia. Ambas estaban enamoradas (y aun estan!) y descubrieron su sexualidad juntas y todo se vio frenado ante la partida de Chiara, ellas extrañan ese sentimiento y necesidad de contacto y lo buscaran aunque no sea con la persona q desean, no me sorprenderia que Chiara encuentre a alguien asi como lo ha hecho Elisa con Andres!
    Realmente muy bien lograda la manera q transmiten la lucha interna de sus personajes, son sacados de la vida misma, yo particularmente siempre quiero estar del lado de Elisa..aunque a veces me enojo con ella jajaja y cuando eso pasa me doy cuenta q han hecho un trabajo estupendo...nos envuelven en la historia :D :D
    Estare esperando q llegue el jueves para ver q sorpresa nos traen! Gracias chicas!! Muchos besos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué buen análisis has hecho! Sí, tratamos de conseguir que los personajes no sean planos y tengan las mismas contradicciones que cualquier ser humano. No es una historia de amor idealizada, no queremos escribir algo solamente romántico, aunque a veces nos salga, sino algo más real, pues pensamos que la vida nos muestra nuestras propias contradicciones y debilidades continuamente.
      Gracias por leernos con tanta atención. Te esperamos el jueves que viene.
      Un beso.

      Eliminar
    2. gracias!! la verdad es q es una historia q cautiva por eso le presto tanta atencion ;) ya vi q colgaron nuevo capitulo asi q ya me voy a leerlo y ya les platico mi analisis concienzudo jajaja :) :) besos desde Perú!

      Hayde

      Eliminar
  23. Mm medio típico... las pobres lesbianas confundidas acostandose con hombres... q mal.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que yo haya leído, aún no se han acostado con un tío ¿verdad? No adelantemos acontecimientos…

      Eliminar
  24. Bueno siempre consigue que nos quedemos mordiendonos las uñas!! Se que Elisa y Chiara volverán a verse pronto.. pero no puedo esperar!!!! Esperemos que Andrés no se haga muchas ilusiones.. porque me da a mí que no tiene nada que hacer.
    Te felicito por tu trabajo y por hacer que cada semana consigas que me acuerde venir al blog para ver el capítulo y encima me quede con ganas de más!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias a ti por tu ánimo. Este jueves tenemos más. ¡Te esperamos! Besos.

      Eliminar
  25. Me gusto mucho este capitulo! yo soy Team Chiara, creo, no se bien porque jaja.. Me da pena, ella en Italia estudiando para poder viajar a España y ver a Elisa, sin saber que Elisa por lo contrario hace hasta lo imposible para olvidarla.. Yo creo que Chiara va a tener lo suyo también, ojala así sea. Y ¿que decirles? Gracias por regalarnos esta hermosa historia.

    ResponderEliminar
  26. Hiiijole, ésto está que arde!!! Jajajaja insisto, cada vez se pone MUCHO MEJOR!
    Pareciera que fue ayer cuando leí hablar del blog en Lesbicanarias y desde ése día no he dejado de leer y seguir ésta maravillosa novela. Por muuucho los jueves se han vuelto mis días favoritos y la verdad me siento más que agradecida por haberlas encontrado. Mucha suerte con sacar el libro, ahi estaremos para comprarlo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Te avisaremos en cuanto esté en la red en formato digital!

      Eliminar
  27. Hola. Un saludo grande y afectuoso desde colombia, que decir ante tanto que le han dicho los lectores. Pero sin quedarme corta un gracias enorme. Porque hacen que esta lectura sea grandiosa y entretenida y a pesar del drama en el que nos tienen a todos y todas. Es genial poder esperar cada semana para poder leerlas. Un beso inmenso hasta españa de una lectora fan de esta historia...

    Kelly... ;-)

    ResponderEliminar
  28. Hola Kelly. Gracias por tus bonitas palabras y por ser una fiel seguidora de nuestra historia. Un saludo afectuoso desde España.

    ResponderEliminar
  29. Descubrí esta historia hace poco y en menos de una semana he llegado hasta este capítulo, a pesar de que la trama se va complicando progresivamente, no pierde la credibilidad en ningún momento, la forma de caracterizar a los personajes es genial, con sus fallos, sus miedos ... cuando llevas unos cuantos capítulos es casi como si los conocieras de algo, no soy una entendida, pero creo que tenéis mucho talento para esto, gracias por compartirlo con nosotros! Un abrazo y mi más sincera admiración!

    ResponderEliminar

Escribe aquí tu comentario. Y, por favor, ¡no nos seas trol! ;D